Conoce los tres aspectos esenciales para elegir un arnés

Los trabajos en alturas exigen en sí mismos una serie de protocolos de seguridad que garanticen al empleado una total protección contra caídas; uno de ellos está relacionado al uso de arneses de seguridad, pero ¿sabe qué aspectos tener en cuenta a la hora de elegirlos? A continuación, se lo explicamos.

Todo tipo de trabajo en alturas involucra el riesgo de caída, por ello las diferentes Normatividades establecen y focalizan su contenido en la importancia de la seguridad de cada trabajador con el fin de mitigar el riesgo y de protegerlo contra cualquier tipo de accidente. Es por lo anterior que los arneses de seguridad representan un complemento y una herramienta ideal a la hora de garantizar la seguridad y la protección contra caídas.

Escoger un buen arnés para proteger de caídas a los trabajadores que realizan trabajos en altura, se convierte entonces en un tema vital al momento de establecer procesos de compra de los equipos de seguridad; por tal motivo, queremos que tenga en cuenta tres aspectos clave que le permitirán asegurar la elección del mejor equipo.

  1. Certificación: asegúrese que el arnés esté respaldado por una certificación y que cuente con una norma de fabricación; esta última puede determinarse por la procedencia del arnés, o porque él mismo fue adoptado por el fabricante como modelo para su manufactura, por lo cual debe seguir el procedimiento al pie de la letra. Tenga en cuenta que entre las certificaciones más conocidas están: ANSI de los Estados Unidos de Norteamérica, EN de Europa, CSA de Canadá.

Por otra parte, existe la certificación que está basada en la norma, para que el arnés cuente con ella, sus componentes y su estructura deben ser sometidos a pruebas de laboratorio.

  1. Objetivo del arnés: recuerde hacer la elección del arnés de acuerdo al tipo de trabajo que se va a desarrollar. No todos los arneses son iguales, los más básicos cuentan con solo una argolla de conexión en la parte de la espalda para conectar equipos de protección contra caídas, pero también existen arneses con argollas en la parte frontal para conectar mosquetones, frenos, equipos de rescate o equipos de descenso. De igual modo, existen otros que incluyen, además, argollas laterales para conectar equipos de posicionamiento; también los hay con argollas en los hombros para realizar trabajos en espacios confinados.

No solo las argollas son determinantes, algunos se escogen por el material, ya que sus correas deben ser resistentes al calor o a la fricción para que sirvan a los trabajos de corte o soldadura; algunos tienen sillas incorporadas para facilitar los trabajos en suspensión o cinturones de apoyo lumbar o hebillas para sostener fajas de apoyo abdominal. Por lo anterior es necesario asesorarse de manera adecuada con un profesional para optimizar su inversión.

  1. Compatibilidad con el tipo de trabajo: este tercer aspecto tiene el fundamento de la configuración del sistema de protección contra caídas que vayamos a aplicar a nuestro trabajo. Para asegurar este aspecto, el arnés que se adquiera con una determinada norma, debe contar con el diseño apropiado para conectar equipos que se apliquen a la misma, sin embargo, si se cuenta con equipos de otras normatividades, es posible que las formas o tamaños no sean compatibles entre sí, pudiendo suceder así, un accidente.

Recuerde que la seguridad y los protocolos establecidos en la normatividad ayudan a garantizar la salud del equipo de trabajo. La prevención y la protección contra caídas es esencial para preservar la vida.

En OIPS ofrecemos servicios de consultoría, asesoría y de cursos especializados para la protección de los trabajadores en alturas, así que no dude en contactarnos.

Aprenda más de protección caídas en las siguientes entregas.

By | 2018-11-01T18:34:27+00:00 noviembre 1st, 2018|Sin categoría|0 Comments