Que debe tener en cuenta para un curso de proteccion contra caidas

Establecer los lineamientos exactos para desarrollar los entrenamientos de los trabajadores que están expuestos al riesgo de caídas, demanda comprender la diferencia básica que existe entre Protección Contra Caídas y Trabajo en alturas; en este artículo se determinarán estos lineamientos que en muchas ocasiones son confundidos por Entrenadores, Alumnos y Empresarios.

Las capacitaciones relacionadas con la Protección Contra Caídas para Trabajo Seguro en Alturas, así como los diseños de los Centros de Entrenamiento, deben cumplir estrictamente con lo expuesto en la Legislación, que no es otra cosa que las obligaciones que buscan proteger la vida del trabajador cuando este accede y desarrolla una labor en alturas, la Legislación expone la obligación de capacitar a los trabajadores en los temas de Protección Contra Caídas incluidos en la misma, sin embargo, en muchos Centros de Entrenamiento, se vienen dictando dentro de la formación, temas relacionados no con la Protección Contra Caídas, sino más con temas de acceso por cuerdas: ascensos, travesías, descensos, que sin desmeritar su importancia para la formación integral de un trabajador que realiza trabajo en estructuras de difícil acceso, en fachadas o mantenimientos industriales, en donde es posible la utilización de cuerdas, se han venido incluyendo de manera general a diferentes grupos de todas las actividades económicas, sin determinar si este tipo de entrenamiento puede ser aprovechado en toda circunstancia.

 

Se ha optado últimamente por nombrar este tema absurdamente como IRATA, http://www.irata.org/ sigla que pertenece a una organización Inglesa con representación de diferentes lugares, encargada de certificar la formación en acceso por cuerdas, sin embargo, en algunos Centros de Entrenamiento se están dictando temas sin un objetivo claro, lo que ha dejado una gran confusión en los alumnos.

Un entrenamiento dedicado a la Protección Contra Caídas, debe ser desarrollado de acuerdo a la necesidad de que un trabajador seleccione y utilice de manera adecuada los equipos recomendados en la Legislación, que reconozca un adecuado punto de anclaje no solo desde el concepto de resistencia, sino de su ubicación para evitar efectos de péndulo o choques contra estructuras; de manera adicional debe conocer perfectamente las propiedades de sus equipos, su elongación, desplazamiento, ajuste, correcta colocación, según lo determinado por la Norma de Fabricación que para nuestro caso es el Fall Protection Code ANSI Z359, si es necesario incluir los temas de Acceso por cuerdas, deben incluirse las medidas de seguridad que establece la Legislación en los temas de posicionamiento, restricción, suspensión y detención de caídas.

Todos los contenidos teóricos deben ser referidos a estos temas y las actividades prácticas, así como los diseños de los Centros de Entrenamiento, deben obedecer a los requisitos expuestos anteriormente; adicionalmente, en aras de establecer diferencias claras, se debe asegurar que los Centros de Entrenamiento y los entrenadores, definan una especialidad que aporte a sectores específicos, no es lógico que se dicten capacitaciones generalizadas sin entender las necesidades específicas de cada empresa o participante.

Por último, un tema relevante que debe ser incluido en la capacitación es la formación en Rescate de tipo Industrial, un tipo de rescate práctico, rápido, acorde a lo requerido en cada sector, es diferente realizar un rescate en Postes, en Torres, en Fachadas, además de contemplar la atención de un paciente politraumatizado desde su evaluación hasta su estabilización primaria.

En conclusión, el entrenamiento debe dedicarse a los temas vitales que comprenden la Protección contra el riesgo de caída de los trabajadores, de manera secundaria a impartir conocimientos y desarrollar habilidades complementarias que podrían ser útiles y por último y en menor proporción a desarrollar temas informativos que en muchas ocasiones solo buscan vender servicios, equipos o mostrar los conocimientos o habilidades del docente; con esto en mente y plasmado en una adecuado Plan de Capacitación que evalúe las necesidades específicas de la operación, que refuerce así mismo las debilidades en procesos de reentrenamiento y que permita la aplicación de metodologías frescas, dinámicas e innovadoras para lograr los objetivos requeridos.

By | 2018-11-01T18:57:44+00:00 septiembre 24th, 2018|Sin categoría|0 Comments