¿Qué es un sistema de protección contra caídas?

Asegurar la vida de un trabajador que realiza labores en alturas, requiere de controlar cuatro aspectos claves que deben ser revisados antes de que se ascienda hasta el sitio de labor y que conforman lo que se conoce como Sistema de Protección Contra Caídas; de estos cuatro aspectos hablaremos en este artículo.  

La realización de cualquier tipo de actividad laboral en alturas representa siempre un riesgo para el trabajador, por lo que es obligación del empleador garantizar su seguridad y minimizar la probabilidad de accidentes. Lograr mitigar el riego de caída, es posible gracias al diseño y aplicación de sistemas de protección contra caídas, los cuales permiten salvaguardar la vida de su usuario.

Le puede interesar: Seguridad y salud en el trabajo: Aspectos que permiten mantener el bienestar en el entorno laboral.

¿Cuál es la finalidad de un sistema de protección contra caídas?

 

Como su nombre lo indica, es un sistema que permite proteger al trabajador en caso de que se presente la eventualidad de una caída de altura, de este modo el sistema de protección ayuda a detenerlo sin que se generen daños corporales severos; por tal motivo cuando se diseña un sistema de Protección Contra Caídas inadecuado, se pueden producir lesiones severas o incluso la muerte del trabajador.

 

Para establecer el diseño de un sistema de Protección Contra Caídas efectivo, lo primero será conocer las características del trabajo a desarrollar, con esta información se podrá establecer si se requerirá un sistema enfocado a la detención de la caídas o se configura un sistema basado en la restricción o en el posicionamiento, o en un sistema que permita la suspensión del trabajador, lo anterior lo definirá una persona especializada y con buena experiencia en trabajos en altura.

 

Habíamos mencionado en la introducción que existen cuatro aspectos que conforman un sistema de protección contra caídas, estos aspectos también denominados en alguna metodología como el ABCD  de  la Protección Contra Caídas, involucran los puntos de anclaje, los equipos conectores, los arneses y finalmente la estrategia de rescate. En el Sistema todos los elementos usados deberán ser compatibles y se establecerán las especificaciones de acuerdo al sistema que queremos implementar.

 

Muchos errores que se cometen a diario cuando alguien diseña un sistema de protección contra caídas y no cuenta con la formación ni experiencia necesaria, es que mezcla equipos que no son los adecuados para el trabajo o no tiene en cuenta que sean compatibles en resistencia o en normatividad. Esto produce como consecuencia que la protección del trabajador sea falsa, lo que hace que, al momento de exigirle al sistema, este fallará.

 

Anclajes:

Estos forman parte importante del sistema y aunque lo veremos de manera más específica en otro artículo, los anclajes deben ser resistentes ante la fuerza de una caída, además deben ser diseñados por una Persona Calificada en Protección Contra Caídas e instalados por personal idóneo. En el sistema de protección contra caídas, los anclajes permiten la conexión de los equipos conectores, de tal manera que deben tener la forma y tamaño adecuados. Pueden dividirse entre puntos fijos y puntos que permiten el desplazamiento del trabajador y además pueden ser estructuras a las que se les adecua un dispositivo de anclaje portátil.

 

Equipos conectores:

Estos son los más variados y diversos en la oferta de equipos de Protección Contra Caídas, se diseñan para ser utilizados de acuerdo al sistema de protección contra caídas que se requiera, su objetivo es unir el arnés a un punto de anclaje, por esto un conector podrá ir desde un mosquetón hasta una eslinga con absorbente de choque, los hay muy especializados y de diferentes materiales, pero su resistencia mínima será 5000 libras (2,272 Kg).

 

Arneses:

Estos equipos son los más conocidos y si quiere saber cómo escoger el mejor para un determinado trabajo, lo invitamos a leer nuestro artículo Conozca los tres aspectos esenciales para elegir un arnés. Los arneses se definen como un conjunto de correas que cuentan con sistemas que permiten conectar equipos, su finalidad es distribuir adecuadamente las cargas ocasionadas por una caída llevando la mayor cantidad de energía a la pelvis. Escoger el mejor arnés es fundamental para garantizar la seguridad del trabajador.

 

Rescate:

La última parte del sistema, es la necesidad de contar con un adecuado Plan de Rescate, con personal entrenado y con equipos adecuados para ayudar a un trabajador que haya caído y se encuentre colgando de sus equipos. Este último aspecto del sistema de protección contra caídas es esencial pues cuando por alguna razón se presenta un accidente, la necesidad de realizar una operación de rescate segura es muy importante.

 

Tenga en cuenta que la realización de un trabajo eficaz, solo es posible gracias al fortalecimiento de la normatividad empresarial y de su correcta aplicación. Sea un empleador responsable y verifique el estado de los sistemas de protección contra caídas implementados en su empresa. Busque asesoría profesional, piense en la seguridad más allá de un requisito y contribuya al mejoramiento continuo de sus procesos.

By | 2018-11-27T21:02:19+00:00 noviembre 27th, 2018|Sin categoría|0 Comments