Seguridad y salud en el trabajo 2018-12-03T14:21:50+00:00

Aspectos que permiten mantener

el bienestar en el entorno laboral

Uno de los puntos a tener en cuenta como empleador, es el correcto control, revisión y aplicación de protocolos concernientes a la seguridad y salud en el trabajo, lo anterior con el fin de garantizar la protección total de todo el personal sin importar su área de desempeño y teniendo en cuenta la prioridad de riesgos de cada rol. Este tipo de normativas aplicadas a la prevención de accidentes y de situaciones desfavorables, van de la mano con la optimización de políticas y programas internos que llevan al desarrollo y a la mejora continua a cada empresa.

Seguridad-y-salud-en-el-trabajo-bienestar

Por lo anterior la seguridad y la salud en el trabajo y su correcta aplicación en las distintas actividades permiten:

  • Organizar las políticas y prácticas relacionadas a la ejecución de labores

  • Planificar y disponer normas y procesos de gestión enfocados en la seguridad

  • Reconocer las falencias en temas de seguridad y prevención para poder suplirlas a cabalidad

  • Evaluar las normas existentes con el fin de determinar los puntos de control y de revisión pertinentes, cuya mejora garantice el bienestar de cada uno de los trabajadores

  • Prevenir por medio de la revisión exhaustiva, situaciones de riesgo en temas de maquinarias, infraestructura, materias primas y elementos requeridos para el desarrollo de los deberes propios de cada entidad y trabajador

  • Controlar las prácticas de salud y seguridad en el trabajo a fin de garantizar su cumplimiento y seguimiento, determinando así, su efectividad, precisión, utilidad y optimización futura

¿Qué se entiende por seguridad y salud en el trabajo?

seguridad-y-salud-trabajo

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la seguridad y salud en el trabajo engloba el bienestar social, mental y físico de cada uno de los empleados. Por tal motivo, su análisis e implementación no solo busca prevenir accidentes, sino que también se centra en la identificación de los posibles riesgos que se pueden dar en el entorno laboral, lo anterior con el propósito de aplicar medidas de prevención y control válidas y efectivas.

La seguridad y salud en el trabajo involucra un amplio campo interdisciplinar que se ejecuta al interior de las empresas y más específicamente en el desarrollo de las distintas actividades laborales, con el fin de plantear y determinar las condiciones necesarias para que el equipo de trabajo pueda llevar a cabo sus actividades de manera eficiente y sin ningún tipo de riesgos. Esto último se garantiza gracias a la prevención de daños y situaciones que puedan comprometer la integridad física, mental o psicológica del empleado.

Cuando se desarrollan estrategias de seguridad y salud en el trabajo, se está pensando en el bienestar total de todos los involucrados en el desarrollo de actividades laborales.

En sí, y según la normatividad vigente, la seguridad y salud en el trabajo hace referencia a todos los procesos que permiten a los trabajadores desempeñarse satisfactoriamente, minimizando la mayor cantidad de riesgos y daños que puedan sufrir.

¿En qué pueden influir las malas condiciones laborales en la vida del trabajador?

Los trabajadores son la columna vertebral de todo empresa u organización, eso lo tiene muy claro todo sistema de seguridad y salud en el trabajo, es por ello que su bienestar integral garantiza la realización de actividades y deberes de una forma más productiva, eficaz y optimizada.

Un entorno laboral seguro, con herramientas y equipos adecuados, garantizan una producción de calidad y un empleado seguro, satisfecho y laboralmente responsable.

Tipos de riesgos laborales:

  • Riesgos físicos

    Son entre otros ocasionados por ruido por encima de los decibeles normales, vibraciones por maquinarias, condiciones lumínicas excesivas o precarias, temperaturas y control de humedad o por radiaciones ionizantes.

  • Riesgos químicos

    Producto de procesos que involucran sustancias químicas, en el que el empleado puede afectarse por inhalación, ingestión o cualquier tipo de contacto con sustancias consideradas de alto riesgo.

  • Riesgos biológicos

    Enfermedades ocasionadas por el contacto con bacterias, virus, hongos o parásitos.

  • Riesgos ergonómicos

    Generalmente causados por posturas inadecuadas, levantamiento de peso, manipulación o descarga de elementos o por movimientos repetitivos

  • Riesgos psicosociales

    Producidos en su mayoría por el estrés, monotonía, saturación laboral o fatiga

  • Riesgos mecánicos

    Relacionados directamente al trabajo en alturas, superficies inseguras, equipos o maquinarias defectuosas o mala manipulación de herramientas

¿Qué medidas se deben tener en cuenta para aplicar los protocolos de seguridad y salud en el trabajo?

Como se mencionó anteriormente, como empleador su deber principal es el verificar por medio de una amplia revisión, los sistemas y las formas en las que su empresa le garantiza al trabajador el correcto desarrollo de su deber y su protección. Para llevar esto a cabo, es necesaria la aplicación de medidas de control y prevención, las cuales le ayudarán a determinar los puntos de control necesarios para mitigar al máximo los accidentes y las situaciones inesperadas que conduzcan a un daño mayor.  Dentro de las medidas requeridas, encontramos:

Medidas preventivas:

Su fundamento se centra en la identificación temprana y reducción de las amenazas en el entorno laboral, las cuales pueden desencadenar un accidente o una enfermedad laboral. Dichas medidas pueden ser técnicas o administrativas.
En las técnicas podemos encontrar todas las que actúan directamente en la fuente de riesgo, con el fin de:

  • Eliminar el peligro

  • Mitigar el riesgo

  • Reemplazar la condición desfavorable

Por su parte, las administrativas son todas aquellas que promueven desde la cultura organizacional, un avance o cambio en los comportamientos de los empleados con el fin de estimular la adopción de una cultura precavida y de seguridad.

Medidas de protección:
Son todas las decisiones que implican la anteposición de las medidas de seguridad de todos los involucrados. En este caso tenemos dos raíces, las medidas de protección individual y las medidas colectivas.

  • Medidas individuales: aquí se enmarcan todas aquellas que se enfocan en la buena construcción y aplicación de los equipos de protección personal del empleado.

  • Medidas colectivas: como su nombre lo indica, son los parámetros de seguridad que aíslan a todos los empleados de algún tipo de accidente, por ejemplo: uso de barreras físicas, políticas y protocolos organizacionales, señales de seguridad, control del tiempo laboral, entre otros.

Medidas de mitigación:
Estas se centran en la reducción de riesgos, accidentes, daños y situaciones desfavorables en el ambiente laboral en general. Dentro de dichas medidas se encuentran:

  • Planes de emergencia

  • Sistemas de evacuación.

  • Señalización

  • Alarmas

  • Simulacros

Aspectos a tener en cuenta para mantener en óptimas condiciones un sistema de seguridad y salud en el trabajo

Para poder ejecutar de la mejor manera un sistema que garantice la seguridad en el campo laboral, se deben tener en cuenta ciertos aspectos y principios, los cuales permitirán el correcto desarrollo de las actividades, como lo son:

  • Políticas: como empleador la responsabilidad con la seguridad de los trabajadores se ve reflejada en el compromiso con la seguridad y la implementación, control y cumplimiento de normas relacionadas con la protección durante la realización de los trabajos, buscando la disminución de los índices de accidentes. En este aspecto es de suma importancia la gestión total de los involucrados en la seguridad.

     Sin políticas adecuadas, no se logra un verdadero cambio en la cultura de seguridad empresarial.

  • Organización: cuando los empleadores conocen sus responsabilidades y las acciones propias de su rol en la seguridad y salud en el trabajo, se involucra al personal directivo con el fin de llevar a cabo una supervisión efectiva que no solo verifique los puntos de control (equipos, señalización, condiciones de infraestructura, normatividad), sino que también establezca los protocolos, requisitos y sistemas de capacitación y comunicación.

     Cuando se establecen seguimientos periódicos al programa de Seguridad y Salud en el Trabajo, se garantiza la protección de todo el personal involucrado.

  • Planificación: cuando se conocen los puntos críticos, se pueden determinar soluciones eficaces acordes a las necesidades que se presenten tanto en el equipo como en el espacio laboral. Esto contribuye a la creación adecuada de un sistema de gestión de seguridad. Hay que tener en cuenta que lo anterior solo se puede llevar a cabo por medio de un diagnóstico específico de cada aspecto que incide en la óptima seguridad de los empleados.

    La adecuada planeación de los sistemas de seguridad permite llegar al concepto de mejora continua.

  • Evaluación: este aspecto hace referencia a la forma y los protocolos que se deben seguir a la hora de establecer una evaluación de los aspectos generales de seguridad en el entorno laboral. En este punto se revisan los resultados obtenidos en cuanto a lesiones, enfermedades laborales o las auditorías de sistemas de seguridad. Es importante tener en cuenta que, dichos resultados y conclusiones determinan la mejoría continua de la empresa.

     Una empresa que le da prioridad a sus trabajadores, está destinada a avanzar.

  • Vigilancia: la finalidad de los puntos anteriores se ve evidenciada en la vigilancia que se genera a partir de las necesidades, los registros, conclusiones y diagnósticos, pues garantiza la correcta aplicación de las normas, de las políticas de seguridad y de las medidas cautelares para evitar, prevenir y disminuir los riesgos que puedan causar accidentes y enfermedades laborales.