Conozca los equipos personales de prevención y protección contra caídas

Como lo hemos revisado en post anteriores, los sistemas de prevención y protección contra caídas garantizan la seguridad de los trabajadores que desarrollan trabajos en alturas; esto se logra entre otras cosas por el uso de equipos certificados bajo normas de calidad muy estrictas, las cuales deben cumplir con las características y los protocolos establecidos por los estándares especializados. ¿Cuál es la importancia estratégica de los equipos personales de protección contra caídas en el desarrollo de las operaciones? Se lo explicaremos a continuación.  

 

Los sistemas de protección contra caídas están compuestos por una serie de elementos y equipos que permiten mitigar los daños y accidentes de los que puede ser víctima el empleado que se desarrolla trabajos en alturas; es por lo anterior que, al tener claridad de la importancia de cada parte del sistema, podremos asegurar el control de los trabajos, enfocando los esfuerzos en cada operación.

 

Le puede interesar: Instalación y certificación de Puntos de Anclaje.

 

En nuestro artículo ¿Qué es un sistema de protección contra caídas? Le explicamos la metodología de protección conocida como el ABCD de la Protección Contra Caídas, la cual se categoriza así:

 

  • A – Puntos de anclaje certificados.
  • B -Equipos Conectores.
  • C – Arneses.
  • D – Plan y equipos de Rescate.

 

Hay que tener en cuenta que los equipos deben:

 

  • Contar con una certificación avalada por las normas de calidad vigentes.
  • Ser elegidos dependiendo del tipo de trabajo a realizar.
  • Tener congruencia en cuanto a la normatividad de los componentes para no tener problemas de seguridad al momento de su uso.
  • Asegurar que sean personas especialistas las que le ayuden a configurar el tipo de equipos que conforman el sistema de protección contra caídas.

 

Dentro de los equipos personales comúnmente utilizados para la protección del trabajador, encontramos:

 

Arneses:

los arneses tienen como función principal el detener o frenar la caída libre del individuo. Dependiendo de los requerimientos del trabajo en sí mismo, se deberá elegir el tipo que más se adecue a las necesidades. Entre estos se identifican los siguientes modelos:

  • Arnés para detención o restricción de caídas:

    se reconoce por contar con una argolla en la zona dorsal (espalda) y sirve para conectar equipos que van a detener o evitar la caída del trabajador, como eslingas con absorbente de choque, dispositivos autoretráctiles o eslingas de restricción.

 

  • Arnés con conexión frontal:

    este arnés cuenta además de la argolla dorsal, con una argolla pectoral que sirve como punto de conexión para frenos de cable, sistemas de suspensión para trabajo con sistemas de cuerdas, o equipos de posicionamiento. Un elemento adicional que debe incluirse a los trabajos en suspensión, es una silla de trabajo que se une a la argolla frontal del arnés para garantizar un trabajo de suspensión seguro.

 

  • Arnés con argollas laterales:

    este tipo de arnés generalmente además de incluir las argollas dorsales y pectorales, cuentan con argollas a nivel de la pelvis que permiten conectar las eslingas de posicionamiento.

 

  • Arnés para ingreso a espacios confinados:

    estos arneses cuentan con argollas a la altura de los hombros que permiten conectar un dispositivo para colgar al trabajador y descenderlo por un espacio reducido de manera vertical.

 

Le puede interesar: Conoce los tres aspectos esenciales para elegir un arnés.

 

Conectores:

son equipos y dispositivos que conectan el punto de anclaje al arnés y que garantizan, por su resistencia y diseño, la seguridad en caso de caída.

 

  • Conectores para detención de caídas:

    entre estos conectores se incluyen las eslingas con absorbente de choque, de este tipo de equipos estaremos hablando en un próximo post. También se incluyen los dispositivos autoretráctiles y los frenos de cable o cuerda que se utilizan sobre líneas de vida verticales.

 

  • Conectores para posicionamiento y restricción:

    los conectores de posicionamiento pueden ser eslingas conectadas a las argollas laterales del arnés o equipos conectados a la argolla frontal. Cuando se trata de restricción, los conectores pueden dividirse entre eslingas fijas o ajustables; también cuando las distancias entre el sitio de trabajo y el punto de anclaje son muy grandes, se pueden utilizar líneas de cuerda a las que se les adiciona un freno especial para trabajar en planos inclinados. Últimamente existen en el mercado dispositivos autoretráctiles especiales para desarrollar trabajos de restricción.

 

  • Conectores para transito vertical:

    estos conectores son elementos deslizables que se utilizan en un sentido y permiten asegurar al trabajador a la línea de vida; estos se conectan al arnés gracias al uso de un mosquetón de seguridad.

 

Escoger los mejores equipos, los más adecuados para cada trabajo y garantizar su compatibilidad es garantía de seguridad para el desarrollo de los trabajos; una vez los trabajadores estén adecuadamente protegidos podrán realizar sus tareas con mayor facilidad y agilidad. Está demostrado en los trabajos en altura, que la sensación de seguridad mejora los niveles de productividad de los trabajadores, así que la implementación de un adecuado sistema de protección contra caídas es también garantía del desarrollo empresarial.

 

Si desea mayor información o asesoría no dude en contactarse con profesionales y expertos.

By | 2018-12-06T13:26:17+00:00 diciembre 6th, 2018|Sin categoría|0 Comments